CLASES EN CIRCUITO CERRADO

Aprende a conducir en un circuito de maniobras, con las indicaciones de profesores que te transmitirán seguridad y confianza

Somos el único centro de formación de Zaragoza que posee unas instalaciones con un circuito de maniobras cerrado al tráfico, para que completes tu formación: ¡¡¡tú solo ante el volante, antes de examinarte, con excelentes profesores!!!

Practica las maniobras que requieren más concentración: cambio de marchas, aparcamiento, rampa, marcha atrás, giros cerrados y otros, en un circuito sin tráfico, para que lo aprendas a hacer sin prisas y a tu ritmo.

Con estas sesiones harás un menor número de prácticas por la ciudad, estarás mejor preparado, con seguridad en el aparcamiento y circulando adecuadamente tras obtener el carnet de conducir.

Requisito: preferiblemente tener aprobado el examen teórico y antes del inicio de clases en vías públicas.

Duración de la actividad: 45 minutos.

¿Cómo se realizan estas clases prácticas?

Experimenta una enseñanza integral, con la ayuda de los profesores a pie de pista:

  • Conduce solo por primera vez, tú mismo, tu serás el responsable de la conducción.
  • Al estar solos al volante desarrollamos tu iniciativa, tu confianza y tus habilidades que serán determinantes para una buena conducción.

La práctica adquirida en el circuito de maniobras te ayudará a familiarizarte y a conocer las técnicas adecuadas para aprender a conducir y luego a circular.

¡¡Cuando lo consigas sabrás que tu preparación ha dado sus frutos, y estarás preparado para obtener el apto en el examen práctico!!

Maniobras y destrezas.
  • Ajustes y mandos del vehículo: embrague, acelerador, freno, palanca de cambios, espejos, asiento y volante, colocación de manos y pies.
  • Arrancada y parada en primera.
  • Arrancada en primera, poner segunda y parar.
  • Arrancada en primera, poner segunda, poner tercera y parar.
  • Arrancada en rampa.
  • Aproximación a “Ceda el paso”.
  • Detención en “Stop”.
  • Slalom (zigzag) en circuito con maniobras para el manejo del vehículo.
  • Estacionamiento en línea (lado derecho e izquierdo).
  • Estacionamiento en batería.
  • Estacionamiento en oblicuo.
  • Marcha atrás.
¿Para qué hacer prácticas en circuito cerrado?
  • Las maniobras se hacen en un circuito sin tráfico, por lo que se genera una mayor tranquilidad y se pierde el miedo al volante.
  • Conduces solo en el vehículo, lo que genera mayor responsabilidad como conductor, porque el profesor no está al lado.
  • Los ejercicios los haces tú mismo sin que toque ningún pedal el profesor y así sabemos si se están haciendo bien o mal.
  • Las maniobras, al hacerse bien, nos aumentan la confianza para estar preparados en el control del vehículo para salir a la vía pública.
  • Se aprovecha desde el principio las clases, sin nervios, sin otros coches ni conductores, en un ambiente distendido y con el apoyo permanente de nuestros profesores.
  • El circuito simula calles para hacer recorridos y maniobras siguiendo las instrucciones del profesor.
  • Hay zonas específicas para practicar todos los tipos de aparcamientos, sin perder tiempo buscando por la calle huecos para ejercitarnos.